Medidas de la plantilla para las Pulseras sublimadas.

Medidas de la plantilla para las Pulseras sublimadas.

En el diseño de las Pulseras sublimadas es muy conveniente tener en cuenta las medidas que se requieren para una correcta sublimación y también lo que en la jerga de los impresores se llama Sangrado o Cortado a sangre.

Trataremos aquí de explicar estos dos conceptos:

Las medidas más usuales de las pulseras de tela sublimada son las estándar de 15 x 330 mm.

Sin embargo, a la hora de fabricar las pulseras sublimadas, necesitamos que el dibujo de base sea algo más amplia: por lo menos 1 mm. más de cada lado y 5 mm. más en cada extremo, es decir de 17 mm x 340 mm.

Esto nos lleva a diseñar una plantilla con las siguientes características:

1º- La pulsera en sí, que debe tener las medidas estándar de 15 x 330 mm.

2º- El marco de la pulsera que añade a la pulsera 5 mm. por cada extremo y 1 mm. por el borde superior e inferior.

Este marco debe ser una continuación del diseño de la pulsera, y si eso no es posible, debe tener el mismo color que el fondo de la pulsera.

de, por lo menos, 19×340 mm. de los cuales sólo se utilizarán para la fabricación 15×320 mm. como se indica en el esquema a continuación.

Dicho de otra manera: de los 17 x 340 mm que mide la plantilla, sólo se utilizarán para la sublimación 15 x 330 mm. El resto sirve para paliar los posibles errores de ajuste que pueden producirse cuando colocamos la pulsera virgen sobre la plantilla para su sublimación.

Si nos fijamos en el siguiente ejemplo la explicación resultará más fácil.   

En el esquema que sigue, la superficie que debemos utilizar para el diseño, es la total morada (en este caso 17×340 mm), pero sólo se imprimirá la parte interior marcada por el recuadro. porque la pulsera mide 15 x 330 mm. El resto sirve para corregir algún posible error en el posicionamiento de la pulsera.

El recuadro negro que se puede ver en el esquema, se evita utilizando en su lugar, las líneas de corte, que se dibujan por fuera del diseño y que sirven de guía para colocar adecuadamente la pulsera que se va a sublimar. 

En realidad, a este procedimiento se denomina “cortar a sangre o sangrado” que es un margen exterior que se deja en los trabajos que van impresos hasta los bordes para evitar que quede un margen blanco cuando se corta con guillotina. La pulsera anterior quedaría como sigue después de aplicarle las líneas de corte.

Algunos diseñadores ya tienen en cuenta en sus bocetos originales por dónde van a ir las líneas de corte, y eliminan así algunas partes del dibujo que a primera vista pueden parecer esenciales…

…aunque el resultado final, paradójicamente, puede llegar a ser más dinámico o atractivo…  

 Para conseguir estos efectos, se requiere, como es evidente, unas habilidades muy especiales.

Deseamos que este artículo de nuestro BLOG les sea de utilidad para los próximos diseños de sus pulseras. Para más información pueden consultar nuestro artículo, PULSERAS DE PAPEL Y PULSERAS DE TELA