Sangrado y líneas de corte en pulseras sublimadas

Sangrado y líneas de corte en pulseras sublimadas

En el diseño de las pulseras sublimadas, es muy conveniente tener en cuenta lo que en la jerga de los impresores se llama Sangrado o Cortado a sangre.

Trataremos aquí de explicar el significado de este concepto.

Las medidas más usuales de las pulseras de tela sublimada son las estándar de 15×320 mm.

Sin embargo, para fabricarla necesitamos que la base sea algo más amplia: por lo menos 2 mm más de cada lado.

Esto nos lleva a diseñar una pulsera de, por lo menos, 19×340 mm. de los cuales sólo se utilizarán para la fabricación 15×320 mm. como se indica en el esquema a continuación.

Si nos fijamos en el siguiente ejemplo la explicación resultará más fácil.   

En el esquema que sigue, la superficie que debemos utilizar para el diseño, es la total morada (en este caso 19×350 mm), pero una vez acabada y cortada la pulsera quedará del tamaño del recuadro interior que hemos superpuesto (15×320).

Para evitar mostrar este recuadro de corte en el diseño la pulsera, en vez de éste, se utilizan las líneas de corte, que se dibujan por fuera del diseño y que sirven de guía para realizar el corte. 

A esta técnica es a la que en se denomina “cortar a sangre o sangrado” que es un margen exterior que se deja en los trabajos que van impresos hasta los bordes para evitar que quede un margen blanco cuando se corta con guillotina. La pulsera anterior quedaría como sigue después de aplicarle las líneas de corte.

Algunos diseñadores ya tienen en cuenta en sus bocetos originales por dónde van a ir las líneas de corte, y eliminan así algunas partes del dibujo que a primera vista pueden parecer esenciales…

…aunque el resultado final, paradójicamente, puede llegar a ser más dinámico o atractivo…  

 Para conseguir estos efectos, se requiere, como es evidente, unas habilidades muy especiales.

Deseamos que este artículo de nuestro BLOG les sea de utilidad para los próximos diseños de sus pulseras.