Guía práctica para la elección de un Lanyard

Guía práctica para la elección de un Lanyard

La palabra Lanyard, no la recoge el Diccionario de la RAE. Sin embargo su uso se está generalizando porque no existe el equivalente exacto en el idioma español: cordón? colgante? lazo? cinta? tira? correa?

Con la palabra Lanyard, pasará lo mismo que con otras muchas que, al final, hemos incorporado a nuestro diccionario, como: líder (leader), eslogan (slogan), entrecot (entrecôte) o mitin (meeting). Nosotros la utilizaremos como equivalente a cordón o a cinta.

Un LANYARD es por lo tanto un cordón o cinta que se coloca alrededor del cuello, el hombro o la muñeca para colgar elementos varios como llaves o tarjetas de identificación. 

Usos

Los lanyards se utilizan actualmente para infinidad de aplicaciones y aquí sólo mencionaremos algunas de ellas.

  • Para colgar de ellos, tarjetas de identificación o plásticos donde se introducen esas tarjetas o credenciales.
  • Ocasionalmente, se pueden colocar de los lanyards pequeños artículos como tarjetas de visita, bolígrafos, pendrives o pequeñas herramientas.

Los lanyards también se pueden usar como llaveros, particularmente en situaciones donde las llaves se pueden perder fácilmente, como gimnasios, piscinas públicas y duchas comunitarias.

  • También suelen estar conectadas a interruptores de hombre muerto o interruptores de apagado, en maquinarias peligrosas, en vehículos, como motos de agua o trenes.
  • Algunos agentes de la ley y miembros de las fuerzas armadas utilizan cordones especializados para evitar que las armas se caigan durante su utilización o simplemente para tenerlas siempre disponibles junto a un silbato de alarma.
  • Los lanyards también tienen su utilidad en sectores relacionados con la sanidad como, hospitales y clínicas de atención médica, escuelas, hogares de ancianos, centros de cuidado infantil etc..
  • Un modelo que se ha puesto últimamente de moda es el lanyard porta-tragos que te permite llevar un vaso de bebida colgando y tener libres las manos
  • Mención especial merece la correa de muñeca Wii Remote que es una cinta corta que mantiene un dispositivo conectado al brazo de un jugador durante los movimientos a menudo vigorosos involucrados en su uso.
  • Pero indudablemente, el uso más común en la actualidad es como colgante para el cuello que sostiene tarjetas identificativas en congresos (con su correspondiente publicidad) o para llevar objetos de uso continuo: un móvil, una tarjeta para abrir puertas, llaves, etc. y así,  los lanyards promocionales se utilizan ampliamente en grandes eventos como ferias o congresos, aunque también es muy normal verlos en el personal de conciertos, exposiciones, oficinas, etc.

Estilos y materiales

Los materiales que se usan para la fabricación de lanyards son variados, según el uso que se les va a dar.

Pueden ser de: poliéster, nilón, satén, PET (reciclables), silicona (modelos especiales)

Estos materiales permiten algunas de las técnicas más usuales de personalización como: sublimación, serigrafiado o bordado.

De esta forma se convierte además el lanyard en un excelente medio de publicidad y promoción. Se puede reproducir en ellos,  no sólo los logos de las organizaciones sino también frases y eslóganes o lemas.. Y todo ello a un bajo coste.

Accesorios

Además del consabido mosquetón de donde se pueden colgar los diferentes artículos, también se ha provisto a los lanyards de un variado número de accesorios que los hacen muy prácticos, como los ya mencionados, porta-móviles .

¿Cómo elegimos nuestro lanyard?

Con estas variables puede parecer muy complicado elegir el Lanyard que más se ajusta a nuestras necesidades. Nosotros vamos a tratar de hacer esta elección lo más simple posible. Para ello tendremos en cuenta lo siguiente:

1.- Material

El material más común es el poliéster, aunque también se fabrican lanyards con silicona o con fibras naturales como el algodón.

Los lanyards reciclables (PET sublimados) son cada día más solicitados y presumiblemente ocuparán un puesto muy destacado en un próximo futuro.

2º Longitud y anchura:

La longitud normal de los LANYARDS es de 90 cm.

En cuanto a su anchura, los suministramos de 1,5, 2 ó 2,5 cm. a gusto del cliente.

Los más solicitados son los de 2 x 90 cm.

3º Personalización:

Los más demandados son los Lanyards sublimados por ambas caras y los bordados. En menos medida, los serigrafiados por una cara. 

4º Accesorios:

Los clientes pueden elegir entre una gran variedad. Los más usuales son.

  1. Acreditaciones: hay una gran variedad de tamaños donde elegir
  1. Porta-móviles: para tables, llaves, pendrives. Existen modelos más sofisticados de silicona para llevar protegidos los móviles.

3.- Llaveros: muy utilizados porque son prácticos. Constituyen un elemento que se puede separar a conveniencia del lanyard. También se pueden pedir por separado.

4.- Dispositivos anti-tirón: a muchos lanyards se les dota con un cierre separable de velcro o PVC de tal forma que el lanyard se suelta cuando se tira de él para evitar el ahogamiento o el arrastre.

Eligiendo y combinando estas variables se puede llegar a definir el modelo de lanyard que más se adapta a sus necesidades. No obstante si tuviese alguna duda no deje de ponerse en contacto con nosotros que muy gustosamente le atenderemos.

Y por supuesto, siempre a su disposición todos los modelos de pulseras, que son nuestra especialidad.