Visibilidad de los colores en las pulseras

Visibilidad de los colores en las pulseras

Reproducir un texto o una imagen en un tejido, no es tarea baladí.

En Artes Gráficas, donde el soporte es sólido (papel, cartulina, etc…) y además se emplean técnicas para mejorar la impresión como por ejemplo, los pantones que incluyen el negro (CMYK) o el cuché, las impresiones pueden llegar a ser perfectas.

En tela, todo es diferente, porque el soporte es extremadamente variado, desde la seda o el satén al batista o la franela. Para acabarlo de arreglar, la tela puede venir con un color de base difícil de combinar.

Para imprimir en tela, los dos métodos que más se emplean (además del bordado) son la serigrafía y la sublimación.

Los resultados que se pueden obtener con estás técnicas no siempre son los que esperamos, porque estamos acostumbrados a la calidad de las impresiones en papel.

Aquí nos permitimos incluir algunas directrices que pueden ser útiles a la hora de diseñar una pulsera de tela.

  1. Evitar los trazos finos. Como mínimo 2 píxeles.
  2. En los textos, procurar utilizar una fuente que se lea fácilmente y en negrita.
  3. Evitar toda clase de filigranas.
  4. Tener bien presente la visibilidad de los colores empleados. En particular, si el fondo es oscuro (negro, azul), los colores de la impresión deben elegirse con cuidado para que no queden “comidos” por el color de fondo.

Aquí adjuntamos un cuadro que ilustra este problema.

Como se puede comprobar sobre fondo negro, los colores que mejor se ven son el blanco y el amarillo. Los demás, incluso el rojo, pierden visibilidad.

Si tomamos el fondo amarillo, hay que evitar utilizar, el blanco y el naranja.

A nuestro entender, el que se combina peor es el azul. Sobre este fondo, el negro es visible pero resulta “triste”. El rojo, mejor descartarlo. Así que tendremos que inclinarnos por el amarillo o el blanco.

Karl Borggrafe elaboró una tabla de visibilidad de los colores que por su interés, reproducimos a continuación.

La combinación negro-amarillo es la que tiene mayor visibilidad, mayor incluso que el negro o el rojo sobre blanco. Esta es una de las razones por las que se suelen pintar a rayas amarillas y negras, las máquinas que trabaja en obras públicas. El blanco sobre el azul es el que predomina en los indicadores de tráfico.

Por último reseñar que estas reglas también se aplican para las pulseras bordadas, con un condicionante añadido: el número de colores disponibles se limita al de los hilos con los que se puede bordar. El Pantonero de HILOS PARA BORADADO, está disponible y lo puedes descargar desde nuestra web en el apartado DESCARGAS.

Cuando los colores de los bocetos que recibimos están en pantones RGB, procuramos ajustar el color al del hilo de bordar más aproximado, porque el número de colores de los hilos es bastante limitado.  Lo mejor es que el diseñador nos indique el código de color del Pantonero de Hilos para Bordar.